Los Baños Sunshine Bar

En 1973 a un grupo de amigos se le ocurrió la genial idea de crear el embrión de los que hoy representa Los Baños Sunshine Bar.

Su magia es perceptible y su recuerdo imborrable. Eran tiempos “flower power”,  puede que más dados a soñar, era cuando todo era posible y los deseos se convertían en realidad. Hoy somos un referente único en la playa. Aquí te encontrarás a ti mismo, a tus raíces en contacto directo con el mar, la playa mas linda y una puesta de sol que se graba en tu retina y cuando nos quieras recordar tan sólo tendrás que buscar junto a tus mejores recuerdos.

I’m made by the Mediterranean Sea.
Cada año me miman y cuidan. Me gusta sorprender a nuestros amig@s que disfrutan con nuestros detalles. Ser natural es lo que siempre quiero ser. No me comparo a nadie y no soy reflejo de ninguno. Me miro en mi propio espejo. Me gusta ser yo mismo. Me gusta que me busquen y me disfruten, que mis mejores recuerdos vayan por el mundo contigo y, que desde el momento en que te vas, ya piensas en volver. 

Cada vez soy mas presumido, me gusta que me pinten que me adornen y me acicalen con detalles que me regala el Mar. Siempre hay algo para mí, siempre encontraré un tronco, una madera o un vidrio erosionado que cual abalorio resalte mi hermosura.

Son pequeños detalles en un mundo que no piensa por si mismo y sólo ve lo que hace el otro.

A mi me gusta como soy, tan natural, tan fresco y tan tuyo. Nada sería lo mismo si no me vienes a ver y a compartir. Es una historia de amor, es un historia infinita. Nada tiene fin y siempre espero sorprenderte. Deseo amar y ser amado. Agradezco cada día que me miras porque estas conmigo tomando una caña o comiendo algo, tomando un coctel y disfrutando de mí, de un lugar maravilloso.

Ya ves como es mi vida un sin sentido. Si no te tuviera amig@, y ahora que sabes más de mí, me he de ausentar un momento, quiero disfrutar de una nueva puesta de sol. Cada día distinta y cada día especial, quiero disfrutar del momento y que tú lo veas conmigo.

Ya sabes donde encontrarme. Sólo te pido un cosa, no dejes de soñar conmigo.

En mi corazón siempre te tengo, un corazón que huele a brisa de mar.

Soy tu sitio de estar o como dicen algunos… “A place to be”.

Si quieres sentirlo, tienes que vivirlo