Saltear al contenido principal

Series de entrada: Recetas

Hoy importamos una deliciosa y accesible receta de calabacín con tomate. La sencillez es también la esencia de lo nuestro. Frescura y sabor se unen en un plato listo en muy poco tiempo y también sirve como acompañamiento en lugar de como plato principal midiendo las cantidades.

Sugerencia de presentación

Rico y ligero. ¿A qué esperamos?

INGREDIENTES (para 4 personas aproximadamente)

  • 2 calabacines grandes
  • 2 dientes de ajo
  • albahaca fresca
  • aceite de oliva
  • 2 tomates
  • 1 cebolla
  • pimienta
  • sal

    Sugerencia de presentación

ELABORACIÓN

  1. Comenzaremos lavando bien a fondo el calabacín y lo trocearemos en finas lámina de tamaño intermedio. Pelaremos los tomates y pasaremos a picarlos y/o triturarlos a conciencia.
  2. Para continuar pondremos aceite en una sartén adecuada previamente escogida a fuego lento y rehogaremos la cebolla junto al ajo picado.
  3. Tras haber completado el sofrito, agregaremos el calabacín para dar unas cuantas vueltas a la mezcla.
  4. Acto seguido, agregaremos el tomate  y lo dejaremos guisándose sin añadir agua najo ningún concepto. Salpimentaremos bien.
  5. En ese momento nos tocará tapar la cazuela durante unos minutos para retener los líquidos. El calabacín y el tomate, sin duda soltarán líquido.

    Sugerencia de presentación

  6. Estaremos casi acabando y sólo faltará que cuando la salsa haya reducido suficiente y el calabacín quede con la ternura justa, quitemos todo del fuego y añadamos la albahaca a gusto. Serviremos inmediatamente. ¡Buen provecho!

Deja una respuesta

Volver arriba

Apoya lo nuestro, deja tu firma.