Saltear al contenido principal
Tomates Rellenos De Salmón Y Quinoa

Tomates rellenos de salmón y quinoa

El valor de la quinoa es incuestionable actualmente. Su semilla comestible -considerada un cereal- se ha convertido en el as en la manga de múltiples recetas y en ingrediente incuestionable en la cocina moderna. Muchas familias la albergan en su hogar y dieta diaria. Su contenido riquísimo en almidón, fibra, fósforo, hierro, magnesio y aminoácidos esenciales en proporciones muy equilibradas (frente a otros cereales, por el contrario, bajos en lisina) y su pequeño tamaño (apenas 2 milímetros por semilla) convierten a la quinoa en apta para todo tipo de personas. Además, es baja en gluten y facilita la digestión.

El valor del tomate, todo un clásico dónde los haya, es incuestionable. Tan nuestro, tan fresco y tan inimitable. Juntos, forman un plato fresco, sencillo de preparara (fácilmente modificable con lo que podáis tener en la despensa) e tan significativo del Mediterráneo como nos gusta desde Los Baños Sunshine. Imaginad cuando podamos reencontrarnos y probéis los muchos platos en los que lo disfrutamos; directamente criados y extraídos de nuestro huerto de productos de proximidad mediterránea. ¡No podemos esperar!

 

 

Ingredientes:

-Cantidades para cuatro personas-

  • 300 gramos de quinoa (si disponemos de quinoa roja y blanca podemos poner 150 gramos de cada una)
  • 4 tomates para rellenar
  • 3 tomates para ensalada
  • 200 gr. salmón ahumado
  • 150 gr. queso fresco
  • 1 zanahoria
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Orégano

Preparación:

-Aproximadamente 30 minutos-

  1. Dejaremos apartados los 300 gramos de quinoa en un vaso, mientras tanto, en una olla al fuego pondremos, por cada taza de quinoa, dos de agua. Después ponemos al fuego y salamos.Tras lavar la quinoa, -cambiando el agua tantas veces como sea necesario-, hasta que el agua quede clara, cuando hierva, pondremos la quinoa bien limpia y la mantendremos a fuego medio. Cuando se evapore el agua y comience a transparentar, pasaremos por agua fría y la guardaremos bien cerrada.
  2. Lavaremos los tomates y los cortaremos un poco por su parte superior para poder rellenarlos después. Acto seguido, los vaciaremos completamente. Pelaremos la zanahoria para cortarla de la forma deseada (mejor en daditos) y herviremos -también sirve hacerlo al baño María). Cortaremos a dados pequeños unos pocos tomates de ensalada, el queso y el salmón ahumado. El salmón y el queso serán el adorno superior de la mezcla.

Finalmente, tocará mezclar con la quinoa y la zanahoria para rellenar nuestros deliciosos tomates y coronar la obra con el salmón previamente preparado.
El plato se disfruta mejor si se sirve muy fresco.

¡A disfrutarlo y buen provecho!

Deja un comentario

Volver arriba